24 mayo, 2016

Taller creación de empresas sociales IES Galileo

  • Finding Paradise: Los chicos idearon una aventura gráfica estilo Telltale para soportes digitales de PC, Playstation y XBOX, con el objetivo de luchar contra el ciberacoso, el suicidio, el racismo, la homofobia, o el desprecio por ser obeso o pobre. Aunque estuviera pensado para el gran consumidor, se potenciaría la venta a colegios e institutos como posible objetivo. Lo harían a partir del desarrollo de cuatro historias, las cuales esbozaron. La primera historia sería la de una chica negra musulmana con problemas de comunicación (le cuesta aprender el idioma). Pero los verdaderos problemas empiezan cuando tiene que ir una escuela cristiana, por lo que van a tildarla de terrorista. Al final de su historia, consigue convencer a sus padres para cambiar de instituto, donde acaba haciendo nuevos amigos. La segunda historia nos hablaría de un chico gay que vive en el seno de una familia de cristianos conservadores, y oculta su homosexualidad. Sólo su hermano mayor sabe que está profundamente enamorado de su mejor amigo. Cuando la verdad se destapa, el chico sale de su entorno social y acaba cayendo en la droga. La tercera historia nos contaría la vida de una chica en situación de pobreza. Con la madre pluriempleada y un padre que las abandonó desde hacía tiempo, la chica no tiene autoestima. Su novio abusa de ella y en el instituto es el hazmerreír por llevar ropas pobres. Al final, se suicida. La cuarta historia es la de un chico obeso al que agreden físicamente. Como su familia no le apoya, sigue comiendo y engordando. Al final de la historia, el chico se vuelve un matón de instituto.
  • Taller mecánico social: Uno de los proyectos más realistas de todos los presentados fue el taller de reparación y limpieza ecológica de barrio. Las reparaciones las llevarían a cabo buscando proveedores eco, y una parte de los trabajadores provendría de colectivos marginales como antiguas personas drogadictas o mujeres maltratadas. Estos trabajadores, debido a su condición, contarían con el apoyo de servicios sociales internos. Para no saturarnos, os diré que pensaron en todo: elaboraron una estrategia de marketing, destacaron cuál sería su público objetivo e incluso diseñaron un complejo plan de tareas administrativas.
  • Fútbol para todos: Estos chicos querían crear una escuela de fútbol como herramienta de integración de refugiados e inmigrantes, siendo su principal cliente las administraciones públicas y grandes empresas que quisieran hacerse la foto. Con el tiempo, según fuera creciendo, querían crear un podcast/ vidcast con las retransmisiones de los partidos y subirlos a las redes o emitirlo en alguna televisión. También pensaron en hacer los típicos partidos solidarios de estrellas o personajes públicos, a un nivel tal vez más modesto, para darse a conocer.
  • Randf Circuit. Este equipo tuvo una idea muy chula. Querían montar una pista de carreras con un taller de reparaciones. Así que el modelo de negocio pasaba por alquilar el circuito, o el circuito más los coches para correr en él. Habría además un taller de reparaciones de lo más típico, en los que se daría una serie de clases para enseñar nociones básicas de mecánica a los clientes. Todo ello con una parte de la plantilla formada por antiguos presos y drogadictos buscando integración. Para estos colectivos, se contaría con servicios sociales de soporte. Como nota graciosa, los alumnos dijeron que dejarían fumar un porro al día a los que no fueran drogadictos. Yo digo graciosa, pero tú, viejuno, seguro que te estás presignando.
  • Ludogym: Si queréis otro ejemplo de locura, aquí tenéis este proyecto. Y tal vez llamarlo locura sea demasiado arriesgado por mi parte, porque ya en Londres hay un concepto parecido, dándole una vuelta a algunas cosas. La idea sería hacer una serie de negocios conectados entre sí en un edificio o en un conjunto de ellos, que financiaran viviendas y servicios comunes para personas sin techo o desahuciados. Mezclarían gimnasios, casas de apuestas, centros de estudio y residencias. Todos estos negocios tendrían precios especiales, respetando un servicio de calidad, o serían gratuitos para los residentes.
  • Pueblos Ancianos: El nombre es mío, porque no llegaron a ponérselo. Con todo, resulta muy interesante y nada descabellado, porque ya existen proyectos similares. La idea sería rescatar pueblos abandonados o a punto de ser abandonados, restaurando las casas para alojar  una residencia para mayores. El propio pueblo sería una residencia. Las casas estarían adaptadas, con domótica y teleasistencia 3.0 (con sensores y sistemas de alarma que van más allá de apretar un botón). Según su propuesta, el pueblo contaría con un centro de salud y actividades diarias para mantener a los ancianos activos y sanos. Incluso llegaron a la conclusión de que podrían abrirse dependencias para una guardería que prestara servicios a los pueblos de alrededor y mantuviera a los ancianos ocupados.
  • Villa Alegría 24h: La idea de este grupo fue crear un love hotel para el gran público, pero con precios mucho más bajos para los chavales que quisieran tener sexo. Al final, lo que buscaban era que los jóvenes tuvieran sitios seguros y saludables donde practicarlo. Tal vez el desarrollo no fuera demasiado acertado porque no tenían en cuenta ciertos convencionalismos y lacras de nuestra moral, pero al final estaban identificando un problema más que evidente y le estaban buscando solución.
  • Reinter ETT SL: Este grupo propuso una idea no demasiado vanguardista, pero sí bien enfocada. Evidentemente ya hay cosas similares funcionando fuera, pero pensad que esto se les ocurrió en 3 horas durante uno de los talleres. Se trata de una ETT especializada en colectivos en exclusión social, especialmente los que tienen que ver con el mundo de la drogadicción. Además de procurarles trabajo, una parte de los beneficios iría destinada a la rehabilitación y el apoyo de este colectivo.
  • Tal – Eco: Otra de esas ideas un poco locas pero con un trasfondo más que interesante por la forma en la que abordan el problema. Se trataría de una empresa de merchandising que fabricaría con materiales reciclados o eco, y venderían online. Hasta aquí todo bien, pero la cosa es que todo el merchandising iría destinado a combatir la corrupción. De hecho, llegaron a estimar que un 20% de los beneficios irían destinados a la Fundación Civio, programas de conservación de la naturaleza y cultura deportiva.
  • Técnicos salidos de la olla. Este grupo desarrolló una consultora en movilidad sostenible, centrada en bicicletas para empresas y ayuntamientos. También querían impartir talleres de reparación de bicicletas para usuarios, con una parte de los beneficios destinados a poner a punto bicis de segunda mano, para entregarlas a personas en exclusión social con dificultades para obtener un medio de transporte propio.
  • Los Ases. Querer es poder: La idea de estos chicos era crear una empresa de eventos que fomentara el espíritu ecologista y de vida saludable en los niños. Campings, caminatas, torneos de fútbol, etc. Parece una idea bastante común, pero espera un momento. Detente a pensar cuántas de estas empresas conoces. Este tipo de actividades está en desuso, y sólo las mantienen un grupo muy reducido de iniciativas privadas o ciertas asociaciones como los grupos Scouts. Esta idea de negocio nos recuerda que este tipo de eventos, antes tan comunes, han caído en el olvido.
  • Los Cinco Fantásticos. Juntos para el éxito: Una idea que hoy por hoy es complicada por el coste y la velocidad de las unidades de procesamiento, pero no descabellada en un futuro próximo. Recordemos que ya se está intentando integrar algo parecido en las carreteras con las cámaras de radares de cálculo de velocidad. La propuesta pasaba por desarrollar una empresa de seguridad capaz de aplicar una tecnología de reconocimiento facial para prohibir la entrada a ultras y violentos en los campos de fútbol. Para un deporte que mueve el 1% del PIB de nuestro país, tal vez el coste no sea tan grande.
  • Los Post-it. Que sea lo que Dios quiera. No todos los proyectos tenían una visión telescópica de lo social. Algunos, como éste, se centraban en el ámbito local. La propuesta pasaba por montar un negocio de venta de videojuegos capaz de organizar un evento de eSports anual de gran calado, que fuera respaldado por las instituciones y que promocionara la ciudad de Valladolid. El objetivo era quitarle el aspecto medievalista y rural, y que empezara a molar. Con una parte de los beneficios, fomentarían becas para estudios de nuevas tecnologías en la ciudad. Con un mercado consolero más enfocado al soporte digital que al físico, tal vez la tienda en sí no fuera una base lo suficientemente sólida. Sin embargo, no escatimaron al situar su propia ciudad como tecnológicamente atrasada y su empeño en hacerla avanzar.
  • Los Solfamidas. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Este grupo lanzó una propuesta bastante diferente a las demás. Su proyecto no era otra cosa que crear un estudio audiovisual que produjera series o webseries capaces de fomentar la igualdad de género, sin caer en tópicos sexistas comportamentales o estéticos. El propio concepto tendría un poderoso efecto llamada para actores y actrices importantes de la industria, y el propio ruido generado con estas intervenciones sería capaz de conseguir un efecto bola de nieve.
  • Los Galitanos. Esta noche dormiremos en Cantarranas. Una idea muy pintoresca pero que, personalmente, me hizo soñar. Los chicos querían montarse un taller de fabricación de instrumentos con materiales reciclados o ecológicos, que empleara al menos a un 30% de personas en exclusión social. A partir de ahí, se planteaban hacer un festival anual en el que los grupos invitados tocaran algunos de sus temas con los instrumentos fabricados por ellos, para poder subastarlos después. Cuidaban todos los detalles: los puestos de comida debían contener alimentos ecológicos y saludables.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>