Entrevista a Ecoalf

Ecoalf es una marca de moda sostenible, cuyo gran logro es confeccionar prendas de gran calidad a partir de materiales reciclados de la basura. Botellas plásticas, neumáticos y redes de pesca tal vez sean los más inesperados y sorprendentes, aunque sus materias primas también provienen de otros elementos. La escasa oferta de este tipo de productos y la poca calidad de la competencia han posicionado rápidamente a Ecoalf a nivel mundial. Este verano tuve la oportunidad de entrevistar a Paloma Oñate (Desarrollo), de conocer brevemente a Javier Goyeneche (Fundador), de tocar las prendas y de fliparlo un poco con todo. Éste es el resultado.

Goodbye, Mr. Burns. Empecemos por el principio. Cuéntame cómo surge la idea.

ECOALF. Ecoalf surge con la idea de crear una marca de ropa realmente sostenible, y nos pareció que lo más sostenible era no seguir utilizando los recursos naturales del planeta. Entonces, decidimos que reciclar era la mejor solución y ver si éramos capaces de crear tejidos con las mismas calidades y propiedades que los existentes en el mercado. Al final, lo que Ecoalf no hace es coger el edredón de la abuela y fabricar una mochila, sino que utiliza tecnología punta para, a partir de un residuo, crear moda y tejidos de última generación. Se resumiría este punto en decir: si yo no te cuento que es reciclado, tú no te das cuenta.

GbMB. Me topé con Ecoalf casi por casualidad. Conocía la marca pero jamás hubiera dicho que érais españoles. El proyecto me encanta.

ECOALF. El proyecto es muy bonito, la verdad. Es muy innovador e incluso pionero, a día de hoy, a nivel mundial. No existe nadie que haga exactamente lo mismo que estamos haciendo nosotros y que produzca colecciones con todo material reciclado.

GbMB. De hecho, en España hay muy pocas empresas de vuestro estilo que sean tan exitosas. Recuerdo que leí eso en una entrevista a El País.

ECOALF. Vendemos más en el extranjero que en España. En nuestro país tenemos un 20% de las ventas, aunque está creciendo a buen ritmo y probablemente este año podamos llegar al 30%. Y sí, hemos hecho varias entrevistas en revistas de importancia mediática: Semanal, Vogue, Telva, etc. En ese sentido hemos tenido mucha suerte, porque sin tener un duro para comunicación, hemos conseguido que nos llamen. Somos una pequeña empresa, una startup de 18 personas, y la verdad es que ha ido rodado. Desde que empezamos, se puso en contacto con nosotros Apple, y a través de Apple nos llamó Gwyneth Paltrow. Es decir, nos han ido saliendo las alianzas una detrás de otra. La idea es única, y por eso tiene tirón.

GbMB. ¿Cuál es vuestro mercado más potente?

ECOALF. Estados Unidos. Y está en crecimiento. Allí los conceptos son muy importantes, y ellos tienen la sostenibilidad muy integrada, como en el norte de Europa. En esa línea Japón está creciendo mucho también. Afortunadamente mucha gente en España ya está integrando estos conceptos, sobre todo en términos de recogida, pero cuando haces un estudio sobre los residuos te das cuenta de que aún queda mucho camino. Con pequeños gestos como se hace en otros países, como quitar el tapón de las botellas de plástico, o separar las botellas de colores de las transparentes, se consigue un reciclado mucho más eficiente. El reciclaje selectivo ayuda mucho a que los productos finales que se obtienen del residuo no sean peores que los iniciales.

GbMB. ¿100% reciclado?

ECOALF. La colección que tenéis detrás, que es como más rapera, es la de Will I Am. Está expuesta ahora mismo en Harrods, quienes para la fundación Ekocycle dejaron una exposición de 600m2 en Londres. Hemos hecho una colección de tejidos y accesorios reciclados 100% de botellas de plástico PET. En otras colecciones, el porcentaje es menor pero no bajamos nunca del 60-70%. Sin embargo, cada vez somos más ambiciosos. Si vendes sostenibilidad, tienes que ser coherente.

GbMB. ¿Cuántas colecciones sacáis al año?

ECOALF. Sin contar con colaboraciones puntuales como la de Will I Am, al año sacamos dos.

GbMB. Cuéntame cómo os descubre Will I Am, por curiosidad.

ECOALF. Pues es una historia interesante. Will I Am estaba en un concierto en Chile, y por motivos de seguridad no podía salir, así que le piden que espere un rato. Entonces sale al escenario otra vez para matar el tiempo y de repente ve la cantidad de botellas y vasos de plástico en residuo. Queda impresionado y decide que tenía que formar parte de la solución y no del problema. Entonces creó la fundación Ekocycle junto a Coca Cola, y nos encontraron. Al ser pioneros en este campo, supongo que no les fue muy difícil.

Entrevista a la marca Ecoalf

GbMB. ¿Es tan costoso, complicado o requiere de tanta tecnología vuestro producto para que otras empresas no se hayan lanzado a hacer lo mismo?

ECOALF. Te pongo el ejemplo de nuestras prendas de algodón, que últimamente se ha demandado más este material. El algodón proviene del desechado de las fábricas, unos trapos con fibras de algodón muy inestables y bastante complicados de tejer (me acerca una prenda para que la toque). Fíjate en la calidad. Es siempre calidad top. No queremos que se asocie reciclado/ cutre. Cuando estudiamos el mercado nos dimos cuenta de que los porcentajes de reciclado en los tejidos eran muy bajos y las calidades muy toscas. Nosotros tardamos en desarrollar el tejido entre 4 y 6 meses, colaborando con diferentes partners en el país de origen de los residuos. Hay inversión I+D, desde luego, pero hasta que conseguimos el material que queremos hay mucho “prueba-error”. A día de hoy, seguimos invirtiendo en proyectos que luego resultan no ser viables, pero es lo que toca.

GbMB. Utilizáis también posos de café. Flipo.

ECOALF. Sí, la gente se suele sorprender. Según lo que te comentaba, por ejemplo, tenemos una alianza con los Seven Eleven de Taiwán. Allí se recogen los posos que se quedan en los filtros de esas cafeteras industriales. Ese poso se seca y se mezcla con material de botellas de plástico. Se crean unas prendas asombrosas porque los posos del café tienen unas propiedades muy positivas, como filtrar los rayos ultravioleta o bloquear olores y no hay que buscarlas con procesos químicos: son innatas al café.

GbMB. ¿Y las redes de pesca? ¿De verdad que puede hacerse moda con ese material?.

ECOALF. La gente no conoce el drama de las redes de pesca. Los pescadores, cada 2-4 años tienen que cambiar de redes por el uso sin que haya un sistema de recogida, y ese desecho está constituido por el mejor nylon del mundo. Es una basura que tiene mucho valor, y el proceso de reciclaje genera unos tejidos increíbles.

GbMB. Y en realidad, estáis haciendo algo muy positivo con las redes, además de quitarles el marrón a los pescadores.

ECOALF. Bueno, eso es lo que intentamos, aunque estamos intentando traer todos nuestros proyectos a España, porque nuestra mayor incidencia es fuera del país. Ahora, por ejemplo, a través de un proyecto (Proyecto del Mar), hemos firmado una alianza con las cofradías de pescadores de Levante. En su día a día, en su faena, estos pescadores sacan unos 5 kg. de basura. Yo misma salí con ellos y no sabes la cantidad de porquería que sacaron, a 22 millas de la costa. Si estuviéramos a 10, sería todavía más. Sorprendentemente, no había puntos limpios en los puertos hasta que nosotros los hemos habilitado. Nos quedaremos principalmente con el PET, del que necesitamos muchas toneladas. Los volúmenes son muy altos. Para 20.000 metros de tejido, necesitas 200 toneladas de plástico.

GbMB. ¿Y eso es por vuestra cuenta únicamente? ¿No trabajáis en conjunto con ninguna institución?

ECOALF. No. Nos apoyan siempre a nivel solidario, sin poner barreras. Sin embargo, hemos solicitado apoyo en forma de subvenciones, aunque sin éxito. Ni en España ni en otros países. Por eso la inversión de Ecoalf es muy potente en I+D. De hecho, la empresa se creó en 2009 pero no se lanzó hasta 2012. Esos años en medio fueron de viajar por el mundo, de inversión, de hablar con diferentes partners, etc. Es un trabajo de campo muy importante.

GbMB. Yo he leído que los tejidos reciclados contienen tóxicos que luego pasan a la piel y son perjudiciales para la salud.

ECOALF. La gente no lo sabe, pero el Waterproof es un tratamiento que se le da al tejido post producción. Así que tú decides cuántos tratamientos se implementan. Es como si pintas una pared con varias capas de pintura. A más capas, menos sostenible. Recibimos mucha demanda de países del norte de Europa, donde los tratamientos de resistencia al agua son imprescindibles. Otras marcas no se preocupan, pero nosotros somos conscientes de que esos tratamientos sueltan toxinas al aire que respiras. Por eso intentamos vender algo que esté en equilibrio. Por ejemplo, estamos trabajando ahora en la línea de los tintes, que también son tóxicos y aún queda un largo camino.

GbMB. Antes dijiste que no cojéis el edredón de la abuela para reciclarlo, aunque realmente otras empresas lo hacen. ¿Vuestras prendas son reciclables?

ECOALF. El reciclaje de prendas es más complejo de lo que se piensa, porque para que se pueda reciclar fácilmente tiene que ser todo del mismo tejido. Separar cada tejido de la pieza es un proceso complicado y costoso, que muchas veces se tiene que hacer a mano. Si lo haces sin separar obtienes una mezcla de muy mala calidad. ¿Serían reciclables nuestros productos? Sí, pero unos más fáciles que otros. Además, nuestro volumen tampoco es suficiente para tener un sistema de recogida para el tratamiento del reciclado propio.

GbMB. ¿Dónde se os puede encontrar?

ECOALF. Éste es el único punto de venta nuestro que tenemos (en Madrid). Estamos en varios department stores en todo el mundo y tiendas multimarca.

GbMB. Decís que lo reciclado, lo Eco, no tiene por qué ser caro, pero vuestras prendas no son para todo el mundo. Baratos no sois. 

ECOALF. Eso es lo que peleamos. Hay gente a la que le puede parecer caro, pero nosotros lo que no queremos es que si tú quieres ser sostenible, no puedas serlo por razón de precio. Otra cosa es a dónde lleguemos. Somos pequeños. Cuando crezcamos podremos apretar, pero de momento tenemos que tirar así. Como curiosidad te cuento que nos han llamado la atención “por baratos”. Piensa que estamos posicionados en los espacios multimarca de las mejores tiendas de las ciudades. Allí el cliente es el que es. Nos han llamado y nos han dicho: “no podemos tener tu plumas de 250€ al lado de uno de otra marca que vale 1.200€”. Nosotros no queremos posicionarnos en un producto muy caro, pero sí que queremos que tenga calidad, con sus detalles, etc. No queremos que se nos asocie ni a lo cutre ni a lo carísimo.

GbMB. ¿Consideras que Ecoalf es una empresa modelo en el campo de la sostenibilidad en España?

ECOALF. Nosotros tenemos una idea que creemos que al final es hacia donde tienen que ir las empresas, y peleamos por sacarla adelante. Posiblemente no sea el modelo ideal porque cada día tenemos miles de problemas, pero tenemos muy claro nuestro objetivo. Siempre decimos que nuestros tejidos son los tejidos de las generaciones futuras.

2 comentarios

  • La verdad que la iniciativa me parece estupenda, ojalá más empresas tomasen esta idea como ejemplo y evolucionase este tipo de industria textil, así podrían abaratarse los costes, ya que no todo el mundo puede permitirse gastarse 500€ en un abrigo….Pero estupendo, ¡espero que les vaya bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>